Protectores sobretensiones

Elementos de aparamenta para la protección contra sobretensiones.

"\/products\/limitador-de-sobretensiones-transitorias-tipo-2-hasta-1000v-en-dc"
Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 hasta 1000V en DCLimitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 hasta 1000V en DC
"\/products\/limitador-de-sobretensiones-transitorias-residencial-tipo-2"
Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 y 3Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 y 3
"\/products\/limitador-de-sobretensiones-transitorias-tipo-2"
Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 y 3Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 y 3
"\/products\/limitador-de-sobretensiones-transitorias-tipo-3"
Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 y 3Limitador de sobretensiones transitorias Tipo 2 y 3
Mostrando 1 - 4 de 4 productos

Objetivos de un protector de sobretensiones


Una de las incidencias que pueden producirse en la red eléctrica es la sobretensión, que se produce cuando la tensión de la red es muy superior a la nominal. Estas situaciones se producen constantemente en la mayoría de las instalaciones eléctricas. Lo habitual es que se trate de pequeños picos de tensión de muy corta duración, que no afectan significativamente a los aparatos conectados. Este efecto es conocido como sobretensiones transitorias, coloquialmente transitorios. Si estos picos tienen una tensión muy elevada, pueden provocar efectos dañinos. El ejemplo más claro de una sobretensión transitoria es la que se produce por la caída de un rayo sobre un conductor de la red, o en una zona muy cercana, creando corrientes inducidas aunque no exista contacto físico.

Otro tipo son las sobretensiones permanentes, cuya duración puede ser indefinida, producida, por ejemplo, por la rotura de un conductor de neutro, haciendo que la tensión de 230V pueda llegar hasta 400V. Esta situación provoca daños importantes en los equipos receptores.


Tipos de limitadores de sobretensión


Los protectores contra sobretensiones se utilizan para minimizar los efectos perjudiciales de estos fenómenos. Se utilizan dos tipos principalmente, uno para las sobretensiones transitorias y otro para las sobretensiones permanentes, aunque también existen sistemas de protección contra sobretensiones combinados.


1. Protección contra sobretensiones transitorias


Para evitar que una sobretensión transitoria llegue a afectar a los aparatos conectados a la instalación, se instala un protector sobretensiones transitorias que contiene varistores conectados en paralelo entre fase y tierra, y entre neutro y tierra.
Estos protectores de sobretensiones son denominados de tipo 2 cuando están destinados a la protección general de la instalación, y pueden ser de tipo 3 si son más sensibles para proteger aparatos más delicados.

Con este sistema se protege la instalación contra pequeños picos producidos por equipos con electrónica de potencia, como lavadoras con regulación de velocidad, o fuentes de alimentación conmutadas, como en el caso de los ordenadores o televisores. También se protege contra caídas de rayos, o descargas por conmutación (al conectar y desconectar cargas importantes).


2. Protección contra sobretensiones permanentes


Para proteger contra una sobretensión de una duración prolongada, los varistores resultan ineficaces. La solución está en su uso únicamente para disparar un interruptor, así que la intensidad que circula es mínima, y desaparece cuando el interruptor se desconecta.

Esta configuración resulta muy práctica, porque el interruptor puede ser magnetotérmico, de modo que en un solo dispositivo tenemos tres tipos de protección, contra cortocircuito, contra sobreintensidad, y contra sobretensión. Resulta especialmente útil al montarlo en instalaciones donde no hay demasiado espacio en el cuadro eléctrico.


3. Protección contra sobretensiones combinada


Para proteger correctamente una instalación, hay que combinar distintos elementos de protección. En el caso de la protección contra sobretensiones, es habitual encontrar equipos combinados que integran un limitador de sobretensiones permanentes y transitorias.



¿Por qué instalar un protector de sobretensiones?


1. Categorías de las sobretensiones


Las categorías nos indican cual es el valor de tensión soportada a onda de choque por el equipo y determinan el valor límite máximo de tensión (Up) residual que deberán tener los protectores en cada zona.

El objetivo de instalar los equipos de protección contra sobretensiones es evitar los efectos devastadores de los picos de tensión sobre equipos eléctricos y/o electrónicos, recortando dichos picos a valores admisibles según RBT ITC-23, dependiendo de la categoría que tenga el equipo que queremos proteger.


2. La importancia de proteger


Una estructura sin proteger puede tener muchos problemas a corto y largo plazo, ya que sin previo aviso se pueden generar grandes averías en los dispositivos instalados a la electricidad, puede llegar a producirse la completa destrucción del sistema eléctrico del dispositivo en cuestión. Lo más relevante es la protección de las personas que se encuentran en la estructura en el momento del pico de tensión.

No todas las sobretensiones son notorias y perceptibles, también se producen de menos destacables que no estropean los dispositivos en el momento, pero si van reduciendo su vida útil a medio plazo.

Cuando instalas un protector de sobretensiones transitorias, garantizas la vida útil y el correcto funcionamiento de las máquinas y dispositivos, también a nivel doméstico o de empresa, ya que cuando se propague la sobretensión el protector realizará su función desviando el pico hacia la toma de tierra sin cortar el suministro eléctrico de la instalación.

Descubre en Voltione la amplia gama de limitadores de sobretensión y otros componentes eléctricos, como los portafusibles y fusibles eléctricos según las necesidades del cliente y tipología de su instalación, haz que su instalación sea segura y garantiza la seguridad en las instalaciones de tus clientes. Compra ya tu protector sobretensiones permanentes y transitorias.